Morena Carla Lanieri
La construcción de la intriga en Borges, Rulfo, Quiroga y Cortázar

Titolo La construcción de la intriga en Borges, Rulfo, Quiroga y Cortázar
Autore Morena Carla Lanieri
Genere Saggistica      
Pubblicata il 09/01/2013
Visite 8368
Editore Liberodiscrivere® edizioni
Collana Spazioautori  N.  140

Versione Ebook

ISBN EBook 9788873884170
Prezzo eBook 4,99 €
per acquistare la versione ebook clicca sul widget a sinistra

I racconti di Borges, Rulfo, Quiroga e Cortázar raccolti in questo volume hanno come motivo di fondo comune tracciati tortuosi, finali inattesi, trappole reali e metaforiche, il discorso sotto il discorso che rende possibile e materializza la realtà a cui rimanda, giochi di parole che sottendono enigmi metafisici ed esistenziali, percorsi che stravolgono il patto di lettura, rendono il lettore partecipe e, nel contempo, artefice dell’universo letterario, popolato da mitici antieroi e scandito dall’eterno ritorno dell’uguale.

Los cuentos de Borges, Rulfo, Quiroga y Cortázar, recogidos en este volumen, comparten rasgos comunes, trazados tortuosos, desenlaces inesperados, trampas reales y metafóricas, el discurso bajo el discurso que materializa y hace posible que exista la realidad a que remite, juegos de palabras que entrañan enigmas metafísicos y existenciales, recorridos que alteran el pacto de lectura y convierten al lector en partícipe y, a la vez, artífice del universo literario, poblado por míticos antihéroes y marcado por el eterno retorno de lo idéntico.  

Índice

 

 

Introducción:

Los pilares de la cuentística hispanoamericana pág. 7

 

Capítulo I:

Jorge Luis Borges

El eterno retorno en Borges y sus laberintos verbales pág. 11

 

Capítulo II:

Juan Rulfo

«El hombre», de Juan Rulfo. La treta del discurso pág. 23

 

Capítulo III

Horacio Quiroga

En busca de la tierra prometida. El eterno retorno en los cuentos de H. Quiroga pág. 43

 

Capítulo IV

Julio Cortázar

«Circe», de Julio Cortázar. El ritual de la perenne conversión

pág. 61

 

 

Introducción

 

Este trabajo reúne a cuatro pilares de la cuentística hispanoamericana del siglo XX, cuya obra forma parte del acervo literario de todos los tiempos. Se han analizado algunos cuentos, entre sus colecciones más famosas –Cuentos de amor de locura y de muerte (1917), Ficciones (1944), El llano en llamas (1953), Bestiario (1951)–, para poner de relieve cómo, pese a las diferencias que caracterizan su poética, estos escritores comparten el mismo afán por apelar a nuevas técnicas narrativas capaces de conjugar una angustia existencial compartida –si bien se modula con distintas tonalidades– con formas alternativas de contar. 

El escritor uruguayo Horacio Quiroga (1878-1937) es el primer gran cultor y pionero del cuento hispanoamericano, además de uno de sus mayores teorizadores. Su narrativa introduce innovaciones formales de carácter fundacional para la época –difundiendo en el continente el concepto moderno de género introducido por Edgar Allan Poe– e incorporando elementos estructurales típicos del nuevo medio cinematográfico, cuya huella se detecta en algunos de sus cuentos. La experiencia vital y literaria de Quiroga refleja el viaje de ida a Europa y vuelta al continente de los intelectuales modernistas de finales de siglo XIX, en busca de un cambio profundo: París es el reactor que activa todo un proceso de transformación que lo llevará a abandonar paulatinamente la estética decadente y a optar por su tierra americana. La selva de Misiones se convertirá en su hábitat y en telón de fondo de sus mejores relatos «de muerte»: las insidias letales del medio ambiente serán un pretexto para acompañar a sus personajes –míticos antihéroes– en la etapa final de sus vidas –compartiendo intensamente con ellos sus últimos momentos– y para indagar introspectivamente sobre el sentido profundo de la existencia. 

 

Totalmente opuesta es la postura del escritor argentino Jorge Luis Borges (1889-1986), quien no dejará de manifestar abiertamente su desdén hacia el propio Quiroga y su producción. Sofisticado y erudito, arma sus relatos con incisiva precisión, plasmando en ellos su idea de literatura: una reiteración de roles y situaciones a la que contrapone las infinitas interpretaciones que posibilita la lectura. La suya es una elección/lección escritural: por un lado, sus juegos verbales acaban cuestionando la percepción de lo real y postulando la existencia de infinitas posibles dimensiones paralelas; por otro, sus aparentemente frívolas metáforas lúdicas entrañan una perplejidad ante el enigma del universo, expresión de una inquietud metafísica. Pero a través de las modalidades estético-narrativas empleadas se rivindican también nuevos horizontes culturales que ponen en tela de juicio los lindes de la tradición occidental («El escritor argentino y la tradición», en Discusión, 1980: 128-137):

 

Creo que nuestra tradición es toda la cultura occidental [...]. Creo que los argentinos, los sudamenricanos en general, podemos manejar todos los temas europeos [...], con una irreverencia que [...] ya tiene consecuencias afortunadas. Por eso... debemos pensar que nuestro patrimonio es el universo... (135-137) 

 

El escritor argentino Julio Cortázar (1914-1984) comparte con Borges su afición al género fantástico, pero –por el contrario– aprecia el valioso aporte literario de Quiroga y de sus teorizaciones sobre el cuento: «X. [...] Cuenta como si tu relato no tuviera interés más que para el pequeño ambiente de tus personajes, de los que pudiste haber sido uno. [...]» (Decálogo per perfecto cuentista).

Cortázar no dejará de reflexionar (Del cuento breve y sus alrededores) sobre las implicaciones y futuros desarrollos de dicho precepto quiroguiano, haciendo hincapié en la forma cerrada del cuento y en la necesidad de que la situación narrativa se dé dentro de esa esfera.

En sus relatos, que ofrecen a la vez un profundo retrato de las miserias humanas, lo fantástico aparece como un elemento perturbador que irrumpe en la cotidianidad, insinuándose en los resquicios y recovecos del ser para abrir una brecha desconocida que da acceso a otra dimensión. Esa entidad que asalta e invade repentinamente la realidad de los protagonistas de sus cuentos seres acosados por la incomunicación, la enajenación y la soledad lleva a poner en entredicho la existencia misma, a vislumbrar un sentido distinto adoptando otra mirada. 

 

El escritor mejicano Juan Rulfo (1917-1986) también enmarca sus historias en ambientes rurales, pero trascendiendo la narrativa regionalista de su época y el ceñido alcance de sus visiones y de sus procedimientos estéticos. Rulfo consigue armonizar magistralmente innovadoras aportaciones técnico-narrativas –que con sus yuxtaposiciones de escenas y de planos espacio-temporales, reales y fantásticos, reproducen estrategias discursivas de carácter fílmico– con temáticas socio-culturales del mundo campesino a las que les confiere un aliento universal, remitiendo a una condición de soledad que abarca a toda la humanidad.

Sus únicas dos obras, Pedro Páramo y El llano en llamas, constituyen un hito dentro de la literatura hispanoamericana: en ellas se aborda la temática campesina desde la voz de la pobre gente –de los de abajo, los abandonados sin historia ni tiempo– apelando a un lenguaje sencillo que reproduce el habla popular de sus personajes, a través de diálogos caracterizados por expresiones coloquiales, sin perder su intenso lirismo expresivo. El escritor mejicano ambienta sus relatos en escenarios desérticos, donde reinan la desolación, la violencia, la pobreza y el abandono, lugares azotados por los elementos de una Naturaleza hostil que acosa a los personajes. El discurso narrativo hace que también el lector sobrelleve el peso agobiante de la existencia que aprisiona en esa realidad inmutable a dichos seres, cuya vida –un sendero que recorren llevando su cruz a cuestas– es un eterno Calvario. 

 

 

I racconti di Borges, Rulfo, Quiroga e Cortázar raccolti in questo volume hanno come motivo di fondo comune tracciati tortuosi, finali inattesi, trappole reali e metaforiche, il discorso sotto il discorso che rende possibile e materializza la realtà a cui rimanda, giochi di parole che sottendono enigmi metafisici ed esistenziali, percorsi che stravolgono il patto di lettura, rendono il lettore partecipe e, nel contempo, artefice dell’universo letterario, popolato da mitici antieroi e scandito dall’eterno ritorno dell’uguale.

Los cuentos de Borges, Rulfo, Quiroga y Cortázar, recogidos en este volumen, comparten rasgos comunes, trazados tortuosos, desenlaces inesperados, trampas reales y metafóricas, el discurso bajo el discurso que materializa y hace posible que exista la realidad a que remite, juegos de palabras que entrañan enigmas metafísicos y existenciales, recorridos que alteran el pacto de lectura y convierten al lector en partícipe y, a la vez, artífice del universo literario, poblado por míticos antihéroes y marcado por el eterno retorno de lo idéntico.  

Non ci sono commenti presenti.

Pubblica il tuo commento (minimo 5 - massimo 2.000 caratteri)

Qui devi inserire la tua Login!

Nascondi Qui devi inserire la tua password!

Hai dimenticato la password?

Qui devi inserire il tuo nickname!

Qui devi inserire la tua email!

Nascondi Qui devi inserire la tua password!

Hai dimenticato la password? Inserisci il tuo indirizzo email e riceverai i dati di accesso.

Qui devi inserire la tua email!

Ritorna alla login

Chiudi